Zombificación colectiva

Intervenciones en MUPIS en Alexanderplatz, Berlín, en Agosto de 2011, invitado por VERMIBUS 

En este caso duraron meses, lo cual es algo verdaderamente notable en este tipo de acciones. Será que en el fondo no eran tan distintos de la publicidad original, que también propone una uniformidad y zombificación del ciudadano-consumidor.

      

El auge de las series, comics, pelis etc. de Zombies en estos años, es notorio. Quizá por mera moda generacional (la gente que crecimos con zombies, draculas etc) somos los que ahora somos target principal del marketing.

El caso es que no puedo negar que me gustan también por las connotaciones existenciales que conllevan hoy día, y es que la metáfora con el ser humano-consumidor-zombi es perfecta:

“Lo que contemplamos con morboso deleite en las pantallas de cine es nuestra propia proyección monstruosa. En el sentido habitual de la palabra, desde luego, pero también en el etimológico, que remite al monstrare latino. El zombi nos muestra lo que somos y nos asusta ser, aquello de nosotros que no queremos reconocer como propio. Si escuchamos su macabro mensaje quizá podamos hacer honor a la más radical diferencia entre realidad y metáfora: mientras las epidemias zombis se presentan siempre en el cine con fatalidad natural, la extensión vertiginosa de nuestro modo de vida consumista es un fenómeno social. Y lo que distingue a lo social de lo natural, no conviene olvidarlo, es su condición de artificio, generado por seres humanos y transformable por ellos.”

“Consumo sin conciencia: Anatomía de la vida zombi” por Jaime Cuenca vía: Quédense dentro y cierren las ventanas

Quédense dentro y cierren las ventanas es un proyecto de los artistas Iratxe Jaio y Klaas van Gorkum donde analizan el papel de los centros comerciales en la trama social de los suburbios y municipios en las periferias de las ciudades.

Por otro lado…

El trabajo de Vermibus (Tumblr) (facebook) con la publicidad, tiene a mi modo de ver, alguna inquietante relación con todo esto: la modificación de la belleza, la publicidad, el consumo, sacando a relucir una especie de masa informe y grotesca de donde antes había aceptación social de la belleza, con todo el planteamiento al que invita al espectador. Una vez más aparece, lo que menos nos gusta de nosotros mismos.

Ver también Vermibus hijacks the face of advertising en Berlin Art Link.

 

 

 

 

Y finalmente, algo sin relación que promete:

About these ads

Publicado el 13/02/2012 en MEDIA y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Comentarios desactivados.

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.